El reto de las ciudades para crear edificios eficientes

La responsabilidad de crear “edificaciones eficientes” (y adaptar las que no lo son) existe por el papel que estas juegan en el impacto ambiental y de emisión de gases en la atmósfera por la generación de energía.

Una edificación eficiente no se crea simplemente cuando se cubre con un jardín vertical, para que una construcción se pueda considerar eficiente, debe elegir materiales y métodos de construcción ecológicamente amigables, además de tener un funcionamiento respetuoso con el medio ambiente. Un manejo efectivo de la energía, el agua y la basura, deriva en un mejor aprovechamiento de los recursos y mayores beneficios para las ciudades en general.

st-gobain-info.jpg

Otro punto a favor del manejo eficiente de energía y recursos es el beneficio económico que representa, por ejemplo, que las constructoras busquen insumos sustentables para trabajar y que los interesados en rentar den preferencia a edificios eficientes, para generar ahorros importantes.