La tecnología anti-sísmica en la actualidad

En los últimos meses, el tema de seguridad ante los sismos se ha vuelto más recurrente en México. En una ciudad en la que conviven casas de dos pisos junto a edificios de más de 120 metros de altura, es fácil pensar que entre más alto se encuentre la persona, más peligro corre, y aunque es incierto saber el estado de todos los edificios de la ciudad, una cosa que podemos asegurar es que los edificios más altos y modernos de ella cuentan con fuertes mecanismos y tecnología anti-sismos que tal vez no conocías.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo, afirma que se han desarrollado materiales más ligeros y con mayores índices de seguridad. Por décadas, y principalmente a raíz del sismo de 1985, ingenieros han trabajado en el diseño de sistemas y construcciones más resistentes. Estas tecnologías son las más usadas, muchas de ellas en México:

Aislación de base: Esta tecnología hace a los edificios más flexibles y permite que se balanceen y desplacen. Funciona con la instalación de una base subterránea que absorbe el movimiento de la tierra.

Algunos edificios que cuentan con aisladores son: los ayuntamientos de San Francisco, Salt Lake y Los Ángeles, y en México, la Torre Latinoamericana, Torre Pemex y Torre Mayor.

torrelatino.jpg

Foto: Sergey Novikov, Shutterstock.com

Muros de corte de placa de acero: Estas placas son altamente estables y disipan la fuerza del sismo. Ayudan a las partes menos flexibles de la edificación a estar protegidas e incluso si se dañan o se rompen estos muros de acero, pueden ser reemplazados sin comprometer la integridad del edificio.

Estructuras diagonales de soporte: Muchos edificios en México tienen esta estructura que deja que se sacudan en un sismo pero los mantiene sólidos. Para esto, se instalan vigas de acero en diagonal. La Pirámide Transamericana de San Francisco está construida de esta manera.

sanfrancisco.jpg

Foto: Pung, Shutterstock.com

Estructura de supermarco RC: Esta estructura es una combinación de vigas superiores, columnas exteriores y amortiguadores. Al no emplear columnas interiores, optimiza el espacio dentro de la construcción. Un ejemplo es la torre del parque Shiba de Tokio.

tokio.jpg

Foto: Kulanun Chutisemachai, Shutterstock.com

Amortiguadores: Esta tecnología consiste en absorber las vibraciones con un contrapeso colgante en los edificios ubicados en regiones donde hay mayor probabilidad de terremotos. Su diseño e implementación son variados, pero es sumamente usada en varios edificios en México.

Uno de los ejemplos más icónicos es el de la torre Taipei 101 en Taiwán. Este edificio tiene un enorme péndulo casi en la cima, el cual equilibra el movimiento de la construcción en caso de sismo (o incluso de fuertes vientos que pudieran comprometer la estructura).

amortiguador.jpg

Foto: Phonphat Silawanna, Shutterstock.com

Algunos edificios en México con este sistema son:

  • Residencial del Bosque I y II – Son considerados los edificios más altos y seguros de la zona residencial y comercial de Polanco, Ciudad de México. Cuentan con 20 amortiguadores sísmicos.
  • Torre Altus – Uno de los edificios más altos de la capital, con 45 pisos y 197 metros de altura, tiene 25 amortiguadores sísmicos integrados.
  • Reforma 222 – Esta construcción cumple con altas normas de seguridad, incluyendo 50 amortiguadores sísmicos en su estructura, lo cual en teoría lo hace resistente a un sismo de magnitud 8.5.
  • Torre Mayor – Esta es una de las edificaciones más seguras contra un sismo. Cuenta con 98 amortiguadores, además de la aislación base ya mencionada. Técnicamente, este edificio debe resistir un terremoto de magnitud 9.

torremayor.jpg

Foto: Chepe Nicole, Shutterstock.com

 

Fuentes:

www.obrasweb.mx

www.expansion.mx

grupoconstrudeco.com

Foto de portada: Bohbeh, Shutterstock.com