Pasos y productos necesarios en el repintado automotriz

Un buen proceso de repintado automotriz es aquel que consigue un aspecto original en el acabado de las piezas pintadas, sin que se pueda notar que existió una reparación.

Cuando de esto se trata, el mejor aliado que un profesional tiene es Norton Abrasivos, sus productos brindan soluciones en todos los pasos del proceso, desde una cinta adhesiva, hasta pegamentos, lijas y pulimentos.

 

Si eres un profesional en la industria automotriz, conoces los procesos del repintado de autos, o si es algo que estás considerando hacer e incorporar a los servicios que ofreces, te decimos cuáles son los pasos desde que se recibe el auto en el taller hasta que se entrega.

 

Recepción

El trabajo del repintado inicia desde que el coche entra al taller y debe de cuidarse que las piezas sensibles a los materiales estén cubiertas, como tapetes, asientos, vestiduras, etc.

Solución Norton: se deben usar plásticos que cubran las piezas que hay que proteger. Los materiales Norton para la recepción son productos que resisten temperaturas de cabinas de pintado o aeropintado y son específicos para carrocerías y algunos también son resistentes a solventes. Varias de sus presentaciones son en formato despachador que resulta más práctico que comprar metros de material que deben ser cortados.

 

Reparación

Este paso consiste en limpiar, desengrasar, enmasillar y lijar la superficie para dejarla lo más lisa posible. La importancia del lijado se debe a que con este paso se atienden dos requerimientos importantes del repintado automotriz. Primero potenciar la adherencia de la pintura en la superficie; y segundo, el nivelado de las superficies afectadas por reparaciones.

Solución Norton: la marca tiene una amplia variedad de lijas en hojas, discos, tiras y sus accesorios disponibles con sistema No-Fil y NorGrip (con respaldo de velcro) que permiten terminar con el trabajo, desde sacar un rayón hasta remover la pintura sin pigmentar la pieza trabajada.

 

 

 

Matizado

Este paso consiste en lijar, con una lija muy fina el resto de la pieza que se va a pintar. Sirve para abrir el poro de la pintura antigua y garantizar que la nueva se adherirá al vehículo.

Solución Norton: Bear-Tex es el producto estrella para matizado, las almohadillas son flexibles y se adaptan a la superficie a trabajar. Se pueden utilizar en seco o con agua; son lavables y se pueden volver a usar.

 

Enmascarado y pintura

En esta parte del proceso se protegen las zonas del vehículo que no se van a reparar o pintar, para evitar que se dañen con los materiales que se usarán durante el lijado y pulido. En algunos casos las piezas que no se pintarán deben retirarse, en esos casos se recomienda no enmascarar y realizar el desmontaje necesario.

Solución Norton: Para esto se deben usar cintas especiales de enmascarado, ya que tienen pegamento que no lastima la pintura y sus materiales resisten las temperaturas de las cabinas de pintado o de la exposición al sol.

 

 

 

Pulido

Con la finalidad de tener listo el auto para ser entregado, con el máximo brillo y protección, se realiza un pulido. Para esto se deben tapar molduras y plásticos con cinta y se limpia la pintura, la cual debió dejarse secar 30 minutos a 60º en una cabina de pintado, o 24 horas al aire libre.

Solución Norton: La marca ofrece todo tipo de pulimentos, incluido el producto estrella Liquid Ice, el cual puede utilizarse con tres diferentes borlas para pulir, remover imperfecciones y abrillantar, se puede usar agua para facilitar el proceso y evitar que se seque sin que interfiera con su efectividad. Liquid Ice en otras presentaciones también es un abrillantador, promotor de brillo y borlas para pulido.

 

 

 

Utiliza los mejores productos en este proceso para obtener durante y después del repintado, la mayor satisfacción y comodidad. Conoce todos los productos Norton aplicables en el repintado automotriz y otras industrias.