Saint Gobain, la Fábrica Real de Espejos de Luis XIV

Hay un palacio emblemático en el mundo, clavado en el imaginario colectivo por su opulencia e importancia histórica, hogar de grandes personajes de la historia (desde el rey Luis XIV a Luis XVI, incluyendo a María Antonieta de Austria, quien ahora es incluso un gran ícono pop): el Palacio de Versalles. Dentro de este complejo, lleno de recámaras que quitan el aliento, la habitación más conocida es la Galería de los Espejos, la cual representa un espacio muy importante para Saint-Gobain.

La Galería de los Espejos fue construida para reemplazar una terraza que se ubicaba en medio del departamento del rey y la reina, la cual ya no era funcional. La construcción inició en 1678, terminó en 1684, y estuvo a cargo del arquitecto Jules Hardouin-Mansart.

En 1665, año de creación de Saint-Gobain, Venecia era líder en fabricación de espejos en el mundo y Francia no era competencia, pero en aras de impulsar esta industria, Saint-Gobain fue nombrada la Fábrica Real de Espejos y fueron llevados fabricantes venecianos a enseñar las técnicas a Francia. El enojo de Venecia por perder el monopolio era tal, que declaró como crimen dejar la ciudad italiana para trabajar en Francia.

versalles1.jpg

Foto: Morphart Creation. Shutterstock.com

En el año en que se inició la construcción de la galería, la Fábrica Real de Espejos Saint-Gobain tenía 13 años de haber sido formada y este producto, junto con las telas de seda y los encajes, era considerado de lujo, por lo que ostentaba la mayor demanda entre la clase alta de la década.

Para cumplir con la tarea encargada por el rey Luis XIV y el arquitecto Mansart, Saint-Gobain fabricó 357 paneles de cristal espejo que hasta la fecha decoran la galería de 73 metros que rinde tributo al éxito político, económico y artístico de Francia.

El éxito político está expresado en las 30 pinturas realizadas en el techo de la galería por el artista Le Brun. La prosperidad económica está reflejada en los 357 espejos de Saint-Gobain, colocados en 17 arcos, cada uno frente a una ventana, representando el poder de la industria francesa para superar el monopolio de Venecia. Por último, el éxito artístico está plasmado en las pilastras (adorno de pared simulando un pilar) de arrecife de piedra caliza.

versalles2.jpg

Foto: chateauversailles.fr

versalles3.jpg

Foto: Summer. Shutterstock.com

En 2018, Saint-Gobain cumple 353 años participando en ambiciosos proyectos alrededor del mundo. Su innovación ha sido fundamental no sólo para revolucionar la industria del cristal espejo en Francia, sino para llegar hasta nuestros días con aportaciones tecnológicas en distintas industrias, desde la construcción, la automotriz, la textil (industrial), e incluso la aeroespacial, entre otras.