Señales de que necesitas renovar tu sistema de impermeabilización

majatkowe.jpg

La impermeabilización adecuada es la solución a los problemas de humedad en las construcciones, ya que la humedad no es sólo responsable de la degradación de fachadas, cubiertas o elementos estructurales, sino también, de causar problemas estéticos y de salud a causa del moho.

También es importante mencionar que los daños pueden ser costosos de reparar si se deja que avancen, incluso pueden llegar a comprometer el estado del edificio.

Una adecuada impermeabilización se logra comprendiendo factores como el clima y su efecto durante el ciclo de vida de las construcciones. Es por esto que se deben elegir diseños y materiales adecuados para contrarrestar los embates del medioambiente.

Para comenzar debemos comprender que la humedad no siempre es causada por la lluvia. Estos son algunos tipos de humedades:

  • Humedad de obra: aparece a causa del agua que se usó durante la construcción en combinación con el tipo de clima, esta mezcla puede hacer que tome más tiempo en secarse. Si el tiempo de secado no es suficiente, la humedad queda retenida en los materiales.
  • Humedad ambiental: depende de las condiciones medioambientales del lugar donde está situada la construcción, pero puede evitarse si se construye con los materiales correctos. Por ejemplo, las condiciones de humedad no son las mismas para una casa en la costa que para una casa en una zona seca.  
  • Humedad accidental: se da cuando algún conducto de agua se rompe y provoca el paso de líquido entre los muros.
  • Humedad por filtración: es la más común y se genera cuando hay una mala impermeabilización o por el uso materiales defectuosos o desgastados.

Otro aspecto a considerar son los movimientos de la estructura, que pueden provocar un esfuerzo insostenible para los sistemas donde se encuentra el impermeabilizante, afectándolos. Este punto debe considerarse desde la concepción de la obra.

Así mismo, se debe tomar en cuenta la naturaleza del concreto, el cual, suele ser un material poroso si no se mezcla de forma adecuada. Otros elementos que pueden afectar son el aire atrapado, los poros y hasta los panales de abejas. 

La humedad por filtración y por accidente, son las que causan el mayor daño a mayor velocidad en una casa que anteriormente no tenía problemas. Los accidentes no pueden prevenirse, pero una buena impermeabilización se debe hacer antes de que ocurran los daños, o bien, actuar de inmediato una vez que se presenten.

impermeabilizacion.jpg

Foto: Graham Corney, Shutterstock.com

Aunque para conocer el daño de la humedad basta con ver el desgaste de los muros a simple vista, también hay que observar otros signos como la caída de pintura en techo y muros, manchas oscuras y aparición de moho, lo cual es un foco rojo a atender para no causar afectaciones a la salud de los habitantes del inmueble.

impermeabilizacion2.jpg

Foto: Claudio Diviza, Shutterstock.com

Es importante destacar que una correcta impermeabilización se puede llevar a cabo en construcciones nuevas y antiguas. Saint-Gobain brinda una opción de impermeabilización para proteger la propiedad por medio de la compañía Fiberglass Isover, la cual comparte la preocupación por generar el menor impacto en el medio ambiente al incluir hasta un 80% de productos reciclados en su fabricación, además de cuidar los consumos de agua y emisiones durante el proceso.

impermeabilizacion3.jpg

Planta Fiberglass Isover en Mosquera, Colombia.

Fiberglass Isover es especialista en mantos, con un producto para cada necesidad y precio, esto lo convierte en un aliado en distintos proyectos; gracias a los beneficios que brinda su alta calidad, además de la aportación que hace al crear hábitats sustentables. Conoce más información sobre impermeabilización aquí: www.isover.com.co